Glorias de la sabana: Miguel Cabrera Castilla

Por. Jorge Nain Ruiz

Las personas que le han dado gloria al vallenato, no solo nacieron en El Cesar o en La Guajira, los encontramos en muchas partes del territorio nacional y, en la región de las sabanas de Córdoba, Bolívar y Sucre tenemos un buen potencial; por eso quiero rendirle hoy un homenaje a un excelente cantautor nacido en Sucre, Sucre. Miguel Cabrera Castilla.

Miguel Cabrera nació el 26 de agosto de 1958, su padre, Miguel Cabrera Útria, era el médico del pueblo y quería que su hijo Miguel fuera médico como él. Lo envió a Barraquilla a terminar su bachillerato en el colegio Colón, allí conoce al músico “Chelito” de Castro y conforman el conjunto del Colegio, cuentan que le prestaban los instrumentos al rector, supuestamente para ensayar y se iban a rebuscar tocando en algunos lugares de la ciudad. 

‘Migue’ alcanzó a estudiar cinco semestres de medicina en Barranquilla, pero luego desertó y viajó a Bogotá a estudiar derecho en la Universidad Libre.  Cuando llega a Bogotá ya era un cantante reconocido, había grabado tres LP con excelentes acordeoneros de la sabana como son Felipe Paternina y Rodrigo Rodríguez, le habían sonado éxitos como ‘Sencillamente’ y ‘Déjame’.

Es en Bogotá donde Miguel conoce a Mario Zuleta Díaz (QEPD) y organizan su conjunto, logrando ser una agrupación muy solicitada, sin embargo; Miguel viajó a Cartagena para continuar allá sus estudios de derecho. Mario Zuleta que era un aventurero, se fue también para esa ciudad, allá continuaron con el grupo y llegó a ser uno de los conjuntos más apetecidos de la heroica.

Cuenta Miquel Cabrera que, teniendo el conjunto con Mario Zuleta, lo invitó el rey vallenato Eliécer Ochoa para que sustituyera a un cantante que ya estando en el estudio lo atacaron los nervios y tenía problemas para grabar, allí graban el LP titulado ‘Tremendos’. Mario Zuleta se puso celoso y duró unos días sin hablarle a Miguel, hasta que viajaron a un toque en Colón, Panamá y allá hicieron las pases.

Cuando Miguel Cabrera quiso grabar con Mario Zuleta, a este lo había vetado la asociación de casas disqueras, y allí es donde Miguel invita a Juan Mario de la Espriella, quien apenas contaba con 18 años de edad y se estaba iniciando en la música, se hacen súper amigos y graban para Sonolux 3 CDS a comienzos de la década de los 90.

Como compositor también Miguel Cabrera hizo su aporte, Ismael Rudas y Daniel Celedón le grabaron el paseo ‘Zapatillas Doradas’ y con Juancho de la Espriella grabó de su autoría La Guerrera, hermosa canción dedicada a su madre.

Miguel Cabrera Castilla tiene 17 hijos con 8 mujeres y, de vez en cuando, los reúne en la hermosa cabaña que tiene en Coveñas, donde recuerda con ellos su época de parrandero.  El Abogado administrativista se encuentra residenciado en Corozal, Sucre y por estos días muy contento, ya que está próximo a un trasplante de riñón que le solucionará los quebrantos de salud que le vienen acompañando en los últimos años.

COLOFÓN: Hoy a las 5 pm leeremos esta columna en Facebook live, con dos súper invitados; Miguel Cabrera y Juan Mario de la Espriella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s