Crónica- Romualdo Brito observó un último amanecer en el Valle

Por Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv

Eran las 4:30 de la madrugada del viernes 20 de noviembre de 2020, cuando el cantautor Romualdo Brito López emprendió en su vehículo un viaje desde Valledupar hacía Bogotá, no sin pasar antes por el negocio de Fabián Pontón Guerra, ubicado diagonal al Parque Didáctico, a comprar 20 kilos de queso que le costaron 250 mil pesos.

Durante su recorrido camino a La Paz, Cesar, pudo observar en toda su dimensión el amanecer de su querido Valle, cuando la luz de la aurora iba en aumento a una velocidad considerable para darle la bienvenida a un nuevo día.

Ese amanecer, de inmediato le recordó aquella canción que hiciera en el año 1997, teniendo como protagonista a una mujer pegada a su corazón, a la cual le pedía que no se fuera de su vida.

Ay, sígueme queriendo te pido

para que el amor no se acabe,

ay, vamos a llenar de cariño

los amaneceres del Valle.

Esa obra, ‘Amaneceres del Valle’, que grabara Jorge Oñate con Gonzalo ‘El Cocha’ Molina un año después, fue motivo de conversación vía celular con su esposa Indira de la Cruz Ariño, al llegar a San Diego, donde compró una considerable cantidad de bollos de mazorca.

Él, le dijo a su compañera. “Bonito amanecer, como el de la canción”, y ella solamente manifestó: “Verdad, amor”. Enseguida, él le comentó que llegaría en la noche, y pidió que le guardara para comer salpicón de cazón con guineo.

Se despidieron con palabras bellas, y cuando la mañana avanzaba, Romualdo se encontró de frente con la muerte, encuentro que no pudo esquivar en la autopista del destino.

El mundo vallenato de inmediato se cubrió de luto e Indira de la Cruz perdió al hombre que le compuso más de 300 canciones, comenzando con ‘Amaneceres del Valle’ y terminando con ‘Navidad contigo’; que le regaló un hijo, Romualdo Jr., además de convertirse en el mejor papá de los tres hijos que a ella le quedaron de su primer matrimonio.

Dolor del alma

Indira no encontrará remedio para disipar sus penas, y más de la forma como él murió teniendo muchos proyectos, amando a su familia con esos detalles que no tienen comparación y haciendo canciones.

Sentarse con la mujer que fue la mayor inspiración para Romualdo Luis Brito López, nombre que le puso su padre Pedro Esteban Brito Díaz por el cantante Carlos Romualdo Gardel y el árbitro brasilero Romualdo Arppi Filho, fue algo difícil, porque las lágrimas estaban en la mesa de la tristeza y las palabras salían del fondo de su alma. ¿Cómo empezar si las preguntas ahondaban el dolor?

Se comenzó entonces por ese ayer donde ella lo conoció, y muchos años después floreció el amor enmarcado en cantos.

“A Romualdo lo conocí cuando tenía 15 años, a través de mi tío Adalberto Ariño. Estaba en la Casa de la Cultura interpretando una canción inédita en el Festival Vallenato. Después, no lo vi más, hasta que en el año 1990, estando en Barranquilla comenzando mis estudios universitarios, nos encontramos en un supermercado”. Así narra esa etapa de amistad que después tuvo el llamado del amor, tarea que no fue fácil porque incidían muchos aspectos.

Seguir leyendo “Crónica- Romualdo Brito observó un último amanecer en el Valle”

ROSENDO… Y LAS NAVIDADES DE SIEMPRE

Por: Hernán Baquero Bracho

Hace 40 años y después de untarse plenamente del sentimiento que produce la navidad y el año nuevo, Rosendo Romero Ospino “El Poeta de Villanueva” como se le conoce en el mundo artístico ya que todas sus canciones exitosas y que siempre han estado en la cima de la música vallenata, son eso, poemas hechas canciones con una melodía y un deje musical inigualable; se inspiró y produjo la canción vallenata que más suena en la temporada decembrina. Es lo que uno llama una verdadera composición y no música chatarra que es la que producen la mayoría de los que dicen llamarse hoy compositores vallenatos. Al escuchar los versos con este mensaje de cariño donde el poeta invita a olvidarse de los recuerdos y llenarse de parabienes, muchos han llorado, otros han reído, porque pasará de moda, porque las navidades para bien o para mal, se repiten exactamente trescientos cincuenta días, cada año.

Rosendo Romero, con esa amabilidad característica accede a hablar de esta exitosa obra: “esa fue una canción que la compuse en 1980, ya había compuesto “Fantasía” que había sido un éxito con Diomedes Díaz y tenía el reto de tener que superar a esa canción y lógicamente tenía que ser un tema que no se pareciera para nada a “Fantasía”. Hacía mucho tiempo tenía interés de componer algo sobre la navidad y me empecé a llenar de requisitos, a buscar un poco sobre el lenguaje de la navidad y a conocer su sentimiento popular. Noté que muchas personas se ponen alegres y tristes en esa época, entonces uní estos dos sentimientos y busqué una melodía netamente vallenata. Conjugué todo esto y Diomedes hizo una interpretación excelente y hoy “Mensaje de navidad” permanece en la memoria de las personas que encuentran en la navidad una fecha ideal para el reencuentro, para la reconciliación y para las cosas buenas de la vida”.

El poeta de Villanueva siguió emitiendo sus conceptos sobre el sentimiento que le propuse escuchar una de sus máximas obras musicales: “Siento que como compositor cumplí una función social porque sé que muchas personas en esta época de navidad se sienten acompañados con esta canción y encuentran el mensaje apropiado para poder ver la vida con más optimismo, a pesar de que la canción tiene un dejo de tristeza. Me siento contento de aportar algo a la sociedad a través de este canto donde uní tantos y tantos recuerdos”. Desde la mañana en que nació la canción “Mensaje de navidad” en Villanueva, La Guajira, hasta nuestros días continua provocando recuerdos cercanos y lejanos, nostalgias envueltas en lagrimas, alegrías expresadas en caricias, besos y abrazos porque Rosendo Romero logró plasmar en versos un pedazo de su cariño que le brotó del alma y con el contagio a todo el mundo. En otras palabras “Mensaje de navidad” es el mejor poema cantado para recibir cada año con los brazos abiertos al Niño Dios.

Rosendo Romero Ospino, ha sido uno de los mejores compositores que ha dado la música vallenata y eso nadie lo pone en duda. Desde muy joven Dios le concedió este don de ser poeta y compositor y por ello en la época dorada del Colegio Nacional Roque de Alba se quedó en los corazones de profesores y alumnos sus grandes avatares y sus grandes inicios del gran poeta y del gran compositor que ha parido Villanueva. En 1986 concursó en el Festival de la Leyenda Vallenata y ocupó el tercer lugar con el tema “Poesía y Canto” siendo la canción ganadora “Ausencia Sentimental” de Rafael Majarrez Mendoza, que hoy es el Himno Folklórico del Festival Vallenato. Las canciones de Rosendo Romero pasan de cien y todas han sido éxitos por los diferentes grupos que las han grabado. Solo le pedimos a Dios que continúe dándole sabiduría al poeta de Villanueva, para que continúe endulzando corazones y generando sentimientos de amor y de alegría.

ROSENDO ROMERO OSPINO EL “POETA DE VILLANUEVA” – BIOGRAFÍA

Nació en Villanueva Guajira el 14 de Junio de 1953, hijo de Escolástico Romero Rivera y Ana Antonia Ospino Campo. Es el cuarto hijo de este matrimonio del cual surge una de las dinastías musicales más importantes del vallenato. Hizo su primaria en la escuela del maestro Rafael Peñalosa Q.E.P.D. Liceo Colombia, (Villanueva G.) cursó hasta Tercero de bachillerato en el colegio Nacional Roque de Alba, cuarto bachillerato en el colegio Nacional Liceo Bolívar de Cartagena, quinto y sexto de graduación en el colegio de la Universidad Libre de Barranquilla. De ahí pasa a la Universidad Autónoma del Caribe y realiza tres semestres de Sociología.

Hace 11 años vive con Maria Ligia, de esta unión tiene tres hijos; Juan David, Nathalia y Victor Manuel.

Se inicia como compositor en el año de 1972 con la canción “La Custodia del Edén” grabada en la voz de Armando Moscote (Q.E.P.D.) y su hermano Nolberto Romero, iniciando así una carrera ascendente en el mundo de la composición musical, son treinta y cinco años de producción musical, para un total de 200 composiciones aproximadamente grabadas, y unas 200 inéditas, algunos de sus mejores interpretes: Nolberto Romero y Armando Moscote, Jorge Oñate y Colacho Mendoza, Daniel Celedón, Ismael Ruda, Juan Piña, Leonardo Fabio de Argentina, Diomedez Díaz, Alfredo Gutiérrez, Nelson Henríquez de Venezuela, Otto Serge y Rafael Ricardo, Emilio Oviedo y Reinaldo el “papi Díaz”, Toby Murgas y Ender Alvarado, Aníbal Velásquez, Chelito de Castro, Julio Rojas, Támara (Q.E.P.D), Armando Hernández, Iván Villazón y Chiche Martínez, Silvio Brito y el Pangue Maestre, Limedez Romero, Jean Carlos Centeno, Jorge Celedón, Gaby García, Júnior Santiago y José Fernando “el Morre” Romero,

Fabián Corrales, Miguel Herrera, Poncho Zuleta, Kike Ovalle y el Chongo Rivera, Tamara de Colombia, las Eme, el grupo Cuarta generación, el Binomio de Oro Rafael Orozco e Israel Romero, entre otros.

De su repertorio podemos mencionar algunos de sus tantos éxitos:
Noche Sin luceros, Cadenas, Fantasía, Mensaje de Navidad, Navidad, Romanza, Mi Poema, Canción para una amiga, Villanuevera, Tu Dueño, el amor es un cultivo, Despedida de verano, Cobijas, Sueño de Conquista, a dos Voces, Que pasará, mi primera canción, las piedras del río, Copitos de Pino, Luna de Junio, Canto al amor, Los Ideales, Sentirse enamorado, La Zenaida, Macumba Yambé, Cumbia José Barros, Entre Tambores y Flautas, etc.

Ha sido ganador de cuatro festivales de la costa: Arjona Bolívar; canción: A dos voces, grabada por el Binomio de Oro. San Jacinto Bolívar; canción: Después de Enero grabada por el Dúo Sensacional Gustavo Maestre y Carlos Malo. Ayapel Córdoba; Canción: Otro Rumbo, sigue inédita. San Juan del Cesar Guajira; Canción: El amor es un Cultivo, grabada por Iván Villazón y el Chiche Martínez.

Ganador del primer festival de Música Ranchera En Villanueva, Junio 25 de 2006. Canción; Chaparral.

Ha grabado cuatro trabajos discográficos
1. “Rosendo Interpreta a Rosendo” año 1980. Convirtiéndose así en el primer cantautor vallenato en grabar algunos de sus éxitos.

2. “Diez Acordeones para un Poeta” año 2001 con la participación de Acordeonistas tales como:
Aníbal Velásquez, Ismael Rudas, Nolberto Romero, el rey vallenato Orangel el “Pangue” Maestre, el virrey vallenato Julio Rojas, el acordeonista internacional Chelito de Castro, el hijo de Lisandro Meza, “El Chane” Meza, Limedez Romero, Gabriel Eduardo el “chiche” Maestre y el villanuevero Pablo Araujo.

3. “La Puerta del Amor” año 2003
Con la participación de los acordeonistas: Eduardo Lora, Marcos Bedoya, actual acordeonista del Binomio de Oro, José López, (Dinastía Romero), Orangel el Pangue Maestre.

4. “Voces de la provincia pa”Canalete” año 2004
En este CD canta con tres invitados especiales: Daniel Celedón, Marcos Díaz, y lanza como cantante al hermano de Jorge Celedón; Alfonso el “Chiche” Celedón, actual cantante de Julián Rojas.

Reconocimientos:
1. Sociedad de autores y compositores de Colombia Sayco mención de honor al “Merito Folclórico” Octubre 12 de 1982. (Siendo presidente Doctor Jorge Villamil Cordobés).

2. Sociedad de autores y compositores de Colombia SAYCO “Orden al Merito” 20 de diciembre de 1980, (siendo presidente Maestro Rafael Escalona).

3. Prodemus y Codiscos Reconocimiento a su valiosa Contribución al folclor Vallenato y al engrandecimiento de la musica Colombiana, Diciembre 23 de 1990 San Juan del cesar Guajira.

4. Corporación Festival Bolivarense del Acordeón “Mención de Honor” por su permanente e incansable servicio al folclor y a la cultura de la región. Arjona, Julio 21 de 2002.

5. RCN Viva el amor “Mención de Honor” por su aporte a la música Colombiana, Septiembre 26 de 2002.

6. Fundación Festival de Acordeoneros y Compositores, Guamo Bolívar, Mención de reconocimiento por su aporte al folclor colombiano y apoyo al festival de Acordeoneros y compositores. Noviembre 1 de 2002.

Seguir leyendo “ROSENDO ROMERO OSPINO EL “POETA DE VILLANUEVA” – BIOGRAFÍA”

Adiós al compositor de las mil canciones Romualdo Brito.

Hoy el folclor vallenato está de luto ante la pérdida de un gran compositor que dejó plasmada su alma a través de cada una de sus canciones.
Romualdo Brito López, nació en un corregimiento de la Guajira llamado treinta Tomarrazón, lugar  que él mismo afirmaba qué “Sería difícil encontrarlo en un mapa” de allí parte su jocosidad, su alegría y su forma de ver la vida, así era Romualdo Brito, Reconocido por tantas obras musicales que sobrepasan las mil,  aporte  significativo para nuestro folclor Vallenato.

Romualdo Brito fue reconocido como un compositor versátil, original, con gran habilidad para componer, siempre lleno de picardía y a la vez romántico de allí que puede inspirarse para componer una canción como “Esposa mía”, así como también para componer una  no tan romántica como “El Santo Cachón”,  “Parranda, ron y mujer” que le grabó Diomedes entre otras dieciseis más, son tantas canciones que definitivamente han demostrado esa gran personalidad para componer sin dejar atrás la interpretación que también le ha hecho a otras canciones que no son de su autoría como es el caso de “Mi presidio” de la autoria de Mateo Torres y “Tatuaje en el alma” de Leopoldo Turizo, canciones con las cuales también alcanzó una proyección a nivel nacional e internacional y que han marcado la historia de la música vallenata como grandes éxitos del folclor Vallenato.

TATUAJE EN EL ALMA

Ha tenido el reconocimiento de haber sido uno de los compositores que más obras le han grabado y sobre todo a intérpretes importantes como Poncho Zuleta, Jorge Oñate, Diomedes Díaz, Binomio de oro, Otto serge, Los embajadores vallenatos, entre otros. Definitivamente el maestro Romualdo Brito representa un gran icono dentro del folclor vallenato que nos enorgullece cada día a través de sus composiciones dejando en alto a Colombia en el mundo entero.

El folclor vallenato está de luto ante esta gran pérdida, nos unimos en una oración por su alma. Fortaleza a toda su familia.

Biografía del Cantautor Carmelo Pérez “Carmelín”

Carmelo Hernán Pérez Pérez,  nace en Sabananueva, corregimiento del Municipio de San Pelayo, Departamento de Córdoba, Colombia, el 14 de Febrero de 1974 en el hogar conformado por Hernán Pérez Espitia y Lilia Pérez.

Durante su infancia, en su entorno siempre estuvo presente la música ya que gran parte de su familia estaba ligada a agrupaciones vallenatas y sabaneras, de allí radica su amor por el folclor vallenato, el porro y la cumbia, siendo algo común para el escuchar a sus tíos cantar, tocar el acordeón, la guacharaca e improvisar versos, decimas y hermosas canciones.

A partir de los diez años de edad se inicia en el canto durante actos culturales en su colegio, a los quince años comienza a despertarse el arte de componer, iniciando como arreglista de algunas canciones que participaban en los festivales, a las cuales les hacia sus respectivos arreglos en cuanto a tiempo y música. Viendo este gran talento en la composición su madre Lilia Pérez lo anima a componer sus propias canciones, es así cuando a los dieciocho años compone su primera canción, “Ten Resignación” grabada por Eduard Morelos.

A finales de los años ochenta incursiona en los festivales del Departamento de Córdoba, resultando ganador en Sahagún, Ayapel y otros festivales de la región con seis canciones, entre ellas tres propias pero todas arregladas musicalmente por Carmelo Pérez “Carmelín”. Esa trayectoria en los festivales le permitió darse a conocer y relacionarse con muchas personas del ámbito musical, entre ellos conoció al musico Máximo Jiménez “El Indio Sinuano” que lo invita a formar parte de su agrupación, “La gente de Montería”, grabando cinco canciones comerciales junto al acordeonero José Ángel Jiménez, llegando a interpretar en presentaciones  canciones clásicas del folclor vallenato, siendo de gran satisfacción esta experiencia en el medio artístico.

Así transcurre el tiempo y continúa desarrollándose a nivel musical, grabando en el año 1993 por primera vez con la agrupación “La Integración Vallenata” en el álbum que llevó por nombre “Renacerá el amor”, tema musical de la autoría de Elbert Araújo, destacando que en esta producción se estrena como cantautor Carmelo Pérez con su canción “Tu y el Sol”, que ocupó el segundo lugar en el Festival de Codazzi, Cesar.

Afianzando su amor hacia el folclor, se radica en Valledupar, Departamento del Cesar, dedicándose a hacer música y preparándose académicamente como profesional, obteniendo el titulo en Administración de Empresas, especialista en Mercadeo, alternando su profesión con su pasión por la música y haciendo parte de varias agrupaciones como corista entre ellas con los maestros, Sergio Moya Molina, Santander Durán, Estela Duran Escalona, Leandro Díaz y Nando Marín.

Para Carmelo el haber nacido en un ambiente de vallenato criollo con aquellos juglares como Alejo Durán, Luis Enrique Martínez, entre otros, lo hace parte de esa gran defensa de lo tradicional, pero sin quedarse atrás en los cambios y ajustes que determina el tiempo, dando la apertura a lo moderno, pero sin perder lo tradicional, determinando que las fusiones también contribuyen a la diversidad en la música sin alejarse de lo propio.

En este caso a propósito de su nuevo sencillo musical “Selfie Navideña” utiliza el termino Selfie que es una palabra alejada de lo folclórico y más centrada en lo moderno y la virtualidad que en estos momentos une al mundo, aunque se considera un amante de lo tradicional también apoya las nuevas ideas, proyectándose hacia el mercado internacional.

Haz clic en los tres puntos y descarga “Selfie Navideña”

Como compositor define su estilo romántico, enmarcado en la línea de compositores como Hernando Marín, Santander Durán y Sergio Moya siendo en gran parte sus referentes, pero también se define como un compositor alegre, que le gusta escribir canciones rápidas,  que fusiona ritmos ,además de sentirse identificado con lo que hace y disfruta cada canción que forma parte de sus obras.

Se caracteriza por ser muy alegre, le gusta bailar, manifestando así una alegría espiritual, participando siempre desde su llegada a Valledupar en el Pilón Vallenato, desfile realizado en la apertura del festival de la leyenda vallenata.

Como reflexión el cantautor Carmelo Perez “Carmelin”, quien recientemente perdió a su amado padre nos deja un gran mensaje con el cual lo honra y deja presente un gran recuerdo de toda la enseñanza que en vida le dejó: “A raíz de la pandemia hemos tenido que aprender a vivir de otro modo, considero que hay que ser optimistas, nunca perder la fe, la motivación, todo lo que hemos vivido este año nos deja una enseñanza muy grande, muchos perdimos a nuestros seres queridos, pero lo importante es poder avanzar y honrar su memoria con buenos actos”.

Así es Carmelo Pérez, cuyo Seudónimo artístico “Carmelin”, nos transmite un hombre sencillo, respetuoso, sentimental, que ama la vida y la música que es su pasión, que compone con el alma y el corazón y en cada paso que da nos llena de esa gran alegría que embarga su ser.

Redes Sociales:

https://www.facebook.com/carmelo.perez.1000

https://instagram.com/carmeloperezcarmelin?igshid=4g35ix5bzuy3

https://www.youtube.com/channel/UC3w9WZCyRZA-9HsvuR653Bg

Contrataciones: + 57 316 654 0366

Valledupar- Colombia