VILLANUEVA, CUNA DE GRANDES DINASTIAS

POR HERNÁN BAQUERO BRACHO

Inicio esta columna, con una expresión que ha calado bastante en el pueblo villanuevero y en la comunidad guajira, del reconocido folclorista y folclorólogo Juan Carlos “Cao” Mendoza “Villanueva es la Cuna Universal del Vallenato” y es una verdad que no está sujeta a replica.

Villanueva se ha convertido a través de la historia en la cuna de grandes dinastías para que este pedacito de patria le esté dando tantas glorias a la música vallenata.

Seguir leyendo “VILLANUEVA, CUNA DE GRANDES DINASTIAS”

La Junta llora la muerte del eterno ‘Médico del pueblo’

-El 50 por ciento de los habitantes de la tierra donde nació Diomedes Díaz, eran compadres, comadres y ahijados de Leandro Díaz Acosta. El hombre querido que falleció en Valledupar siempre atendió gratuitamente a los enfermos por más de 60 años-

Por Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv

La tristeza y el llanto rondan por los cuatro puntos cardinales de La Junta, La Guajira, por la muerte de Leandro Sierra Acosta, ‘El medico del pueblo’, ese que entregó toda su vida a servir y a curar, apostolado que le sirvió para tener el aprecio de todos, especialmente de Diomedes Díaz, quien lo consideró su segundo padre. Además, lo mencionó en 17 ocasiones en sus producciones musicales.

Los hijos de Leandrito: Ricardo, Roberto, Fernando, Jaime Leandro, María Victoria, Humberto Mario y sus 15 nietos, lo describieron de la mejor manera por su bondad, carisma, amor, don de servicio y total entrega a su familia, de la que vivía orgulloso.

Seguir leyendo “La Junta llora la muerte del eterno ‘Médico del pueblo’”

Crónica“Leandro, yo te doy mis ojos, tú me das tu alma”…

-Ese fue la primera frase que Ivo Luis Díaz hizo de la canción ‘Dame tu alma’ dedicada hace 28 años a su papá, el poeta ciego, donde lo dibujó de cuerpo entero encerrando hasta sus pensamientos-

Por Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv

En el año 1992 el cantautor Ivo Luis Díaz Ramos decidió hacer la canción que su corazón y su cerebro le dictaron. No era una tarea fácil porque se trataba de una petición de esas bordadas con el hilo del sentimiento y además encerrada en el más grande amor del mundo hacía un padre ciego de nacimiento.

Un día amaneció acostado al lado de la inspiración y no había obstáculo a su alrededor. Se sentó, pensó, escribió, cantó y en el cierre final estaba decirle a su papá Leandro Díaz, que le iba a entregar sus ojos y de recompensa quería que él le regalara su alma.

Seguir leyendo Crónica“Leandro, yo te doy mis ojos, tú me das tu alma”…”

El día que canté en la Plaza Alfonso López

Por Marymar Calderon

Los Acordeones, cajas y guacharacas resonaban en la plaza Alfonso López…era un Abril más, un festival más…. Para mí era el primero al que asistía, y lo hice de la mano de mi Abuela materna Fidelia Calderón, o Yeya como todos sus nietos siempre la llamamos; Ella había ido hasta la mítica plaza a acompañar a mi tío Omer  Calderón Castilla (El Manon, como la mayoría de las personas lo conocen) quien además de acompañar ese año  en la caja  a Elberto el “ Debe” López, tenía  que cumplir con el sagrado deber de pagar una promesa a la virgen del Rosario, a la cual mi abuela había ofrecido cuando mi tío siendo muy pequeño estuvo, según ella, en peligro de muerte; así que todos los años mi tío debía convertirse en “indio” es decir, ataviarse con la vestimenta  que usan nuestros indígenas Arhuacos  y caminar la procesión  que todos los 29 de Abril recorre los alrededores de nuestra amada plaza; jamás podre olvidar aquel día; “escuchar un acordeón de cerquita”, como dice Rafael Manjarrez en la canción insignia del festival,  Ausencia Sentimental,  es una experiencia única!!

Seguir leyendo “El día que canté en la Plaza Alfonso López”

Crónica – Ya no se puede dar la mano

-Las historias de las canciones vallenatas en todos los tiempos han tenido connotaciones de saludos, de viajes, de caminatas, de alguna mala situación y de conexión directa con el corazón-

Por Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv

Cuando el compositor Gustavo Gutiérrez Cabello, ganó el Festival de la Leyenda Vallenata en el año 1982 con la canción ‘Paisaje de sol’, nunca pensó que 38 años después no podía llevar a la práctica el primer verso.

Dame tu mano mi amigo

que quiero saludarte

desde hace un tiempo

que busco la forma para hablarte,

ven y charlemos de cosas

que nos traerán recuerdos

coplas de viejos caminos

que enmarcan a mi pueblo.

Seguir leyendo “Crónica – Ya no se puede dar la mano”