EN MEMORIA AL GRAN CALIXTO OCHOA

Por: Hernán Baquero Bracho

Todavia permanecen intactos los recuerdos cuando se le rindio homenaje en la 45 versión del Festival Vallenato en la ciudad de Valledupar, al gran Calixto Ochoa. Manteniendo esas raíces que identifican al primer festival de este genero en el país, en sus 45 años de creado se le rinde homenaje a un grande entre los grandes :el juglar y maestro Calixto Antonio Ochoa Campos , o “El negro cali” como se le conocia cariñosamente y quien además de ser rey vallenato, fue un prolifero compositor que ha irrumpido de cuanto ritmo y letra se le ha ocurrido, y son 1132 composiciones que le han grabado desde, paseo, merengue, puya y son que representan los cuatro aires de nuestra música vallenata, así como también dentro de esta basta recopilación de su creatividad se encuentran ritmos de porro, pasebol,paseíto,charanga,fandango y raspacanilla.

El gran Calixto Ochoa cumpliria hoy 14 de agosto 86 años.Cuando estaba en este mundo terrenal se gozo cada cumpleaño, bien vividos, bien gozados y bien atendidos por toda la quimera de amores que tuvo en su vida. Todavía los amantes de este folclor conservan en su memoria, como si fuera ayer , cuando se convirtió en el tercer rey del Festival Vallenato, en el año de 1970 y les ganó en franca lid a otros dos grandes: Nafer Duran y Emilianito Zuleta. Interpretando “muñequita linda”, “puya regional”, “palomita volantona” y “la interiorana” y cuando se coronó rey, su pueblo, Valencia de Jesús, se convirtió en un rio humano de tanta alegría y tanto jolgorio.

La historia de este juglar es maravillosa en todo su contenido y en todo lo vivido. Aprendió a tocar acordeón de oídos, escuchando a sus hermanos Juan y Rafael y como la historia del viejo Emiliano, cuando ellos se descuidaban cogía el acordeón y tocaba las parrandas hasta el amanecer con dos canciones famosas: el amor-amor de Germán Serna y el Palo de dividivi de “Chico” Bolaños. Ya a los 19 años que como todos los acordeoneros de la época eran trabajadores de fincas ganaderas, él cansado ya de todos estos asuntos, tomo su acordeón y se fue a recorrer los pueblos de la costa, ya vislumbraba de lo que iba a ser en el futuro, uno de los compositores mas grandes que ha dado nuestra región, por eso una de sus primeras composiciones fue “el plan de Salas “dedicado a su hermano Rafael. Y en esas correrías conoció a uno de sus primeros amores, en Aguas blancas , en el departamento del Cesar, a una linda mujer de Pueblo Bello, Carmen Mestre, de quien se enamoro locamente y en menos de un mes viviendo en su natal Valencia de Jesús , se casó con ella y un detalle malo y bueno en esta relación : ella que se quedó en casa de los padres de Calixto, se fue con otro y el conoció a otra linda morena.

De los maestros Andrés Landeros, Adolfo Pacheco, Toño Fernández y Ramón Vargas , recibió la influencia de la música de la gaita y el porro , cuando estuvo en sus correrías por el pueblo de San Jacinto y mas tarde cuando andaba en los 21 años de edad conoció a Cesar Castro en Sincelejo con quien hizo varios trabajos con el sello Eco de Cartagena y con el mismo Cesar, a petición de Antonio Fuentes, dueño de Discos Fuentes, creo en el año 1961 los famosos “corraleros de majagual” , convirtiéndose en los mejores de la época y fueron la sensación en Colombia y fuera de ella. Allí Calixto Ochoa llamo a una pléyade de jóvenes que eran sensación en diferentes ritmos: Alfredo Gutiérrez, Eliseo Herrera, Julio Erazo, Carmelo Barraza, Rosendo Martínez, Los hermanos Benítez, Chico Cervantes, Lucho Pérez, Ignacio “nacho “Paredes, Antonio Cavas, entre otros y los corraleros se convirtieron en la sensación del momento.

El maestro Calixto Ochoa, ha sido uno de los mejores exponentes de nuestra música y ha dejado en alto al vallenato como intérprete y como compositor. Sus composiciones es de lo mas granado con que cuenta el folclor : el pirulino,todo es para ti, la reina del espacio, remanga, los sabanales, él calabacito alumbrador, el africano, playas marinas, la india motilona, la ombligona,el dentista,marili,la compañerita, charanga campesina, muriendo lentamente, mata de caña,anhelos,diana,la llanerita, el humanitario, manantial del alma, listo Calixto, mi color moreno, el besito, el gavilán castigador, entre otras. Razón más que suficiente para que el festival vallenato le rinda todos los honores. Un icono llamado Calixto Ochoa está vivito y coleando en los recuerdos de todos los amantes de nuestro folclor. Aplausos para él en la eternidad.

Al gran Adolfo Pacheco lo pintaron sin pincel y sin paleta

-El compositor nacido en San Jacinto, Bolívar, el 8 de agosto de 1940, ya suma 80 años recibiendo a lo largo de su vida todos los honores, como en el año 2005 cuando fue coronado como Rey Vitalicio en el Festival de la Leyenda Vallenata. Eso lo llevó a declarar: “En Valledupar me gradué como gran compositor vallenato”.-

Por Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv

El cantautor Adolfo Rafael Pacheco Anillo tiene la posibilidad por estos días de estar más quieto que nunca, para ver en silencio como las horas se hacen acompañar de los minutos y los segundos, pero eso sí, poniendo a dar vueltas su memoria por aquellos sueños del ayer, esos que tuvieron lugar en su natal San Jacinto, Bolívar, y que muchas veces convirtió en canciones.

Lo que no sabe el hijo del inolvidable viejo Miguel, aquel que se fue del pueblo a buscar consuelo, paz y tranquilidad a tierras lejanas, es que su paisano, el también compositor Jaime Alberto Romero Janacet, le tiene listo el regalo de una bella canción donde lo pintó en toda su dimensión..

Seguir leyendo “Al gran Adolfo Pacheco lo pintaron sin pincel y sin paleta”

VILLANUEVA, CUNA DE GRANDES DINASTIAS

POR HERNÁN BAQUERO BRACHO

Inicio esta columna, con una expresión que ha calado bastante en el pueblo villanuevero y en la comunidad guajira, del reconocido folclorista y folclorólogo Juan Carlos “Cao” Mendoza “Villanueva es la Cuna Universal del Vallenato” y es una verdad que no está sujeta a replica.

Villanueva se ha convertido a través de la historia en la cuna de grandes dinastías para que este pedacito de patria le esté dando tantas glorias a la música vallenata.

Seguir leyendo “VILLANUEVA, CUNA DE GRANDES DINASTIAS”

La Junta llora la muerte del eterno ‘Médico del pueblo’

-El 50 por ciento de los habitantes de la tierra donde nació Diomedes Díaz, eran compadres, comadres y ahijados de Leandro Díaz Acosta. El hombre querido que falleció en Valledupar siempre atendió gratuitamente a los enfermos por más de 60 años-

Por Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv

La tristeza y el llanto rondan por los cuatro puntos cardinales de La Junta, La Guajira, por la muerte de Leandro Sierra Acosta, ‘El medico del pueblo’, ese que entregó toda su vida a servir y a curar, apostolado que le sirvió para tener el aprecio de todos, especialmente de Diomedes Díaz, quien lo consideró su segundo padre. Además, lo mencionó en 17 ocasiones en sus producciones musicales.

Los hijos de Leandrito: Ricardo, Roberto, Fernando, Jaime Leandro, María Victoria, Humberto Mario y sus 15 nietos, lo describieron de la mejor manera por su bondad, carisma, amor, don de servicio y total entrega a su familia, de la que vivía orgulloso.

Seguir leyendo “La Junta llora la muerte del eterno ‘Médico del pueblo’”

Crónica“Leandro, yo te doy mis ojos, tú me das tu alma”…

-Ese fue la primera frase que Ivo Luis Díaz hizo de la canción ‘Dame tu alma’ dedicada hace 28 años a su papá, el poeta ciego, donde lo dibujó de cuerpo entero encerrando hasta sus pensamientos-

Por Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv

En el año 1992 el cantautor Ivo Luis Díaz Ramos decidió hacer la canción que su corazón y su cerebro le dictaron. No era una tarea fácil porque se trataba de una petición de esas bordadas con el hilo del sentimiento y además encerrada en el más grande amor del mundo hacía un padre ciego de nacimiento.

Un día amaneció acostado al lado de la inspiración y no había obstáculo a su alrededor. Se sentó, pensó, escribió, cantó y en el cierre final estaba decirle a su papá Leandro Díaz, que le iba a entregar sus ojos y de recompensa quería que él le regalara su alma.

Seguir leyendo Crónica“Leandro, yo te doy mis ojos, tú me das tu alma”…”