El 1° de agosto, conmemoración del natalicio de Consuelo Araujonoguera

Al conmemorarse este sábado primero de agosto el natalicio de Consuelo Araujonoguera, ‘La Cacica’, se llevará a cabo una ofrenda floral en su tumba, ubicada en el cementerio central de Valledupar.

Adicionalmente, durante tres horas, de manera simultánea, las emisoras Radio Guatapurí (740 A.M.) y Cacica Stéreo (89.7 FM), transmitirán un especial radial sobre la vida y obra de la inmolada Exministra de Cultura.

El citado especial radial, que iniciará a las 8:00 de la mañana de la fecha anotada, exaltará la trayectoria de Consuelo Araujonoguera en los campos político, religioso, cultural, folclórico y periodístico. Todo discurrirá en recuerdos, anécdotas, versos, voces, y cantos, con la convicción de que su legado seguirá siendo el mayor estandarte del folclor vallenato.

Seguir leyendo “El 1° de agosto, conmemoración del natalicio de Consuelo Araujonoguera”

La Junta llora la muerte del eterno ‘Médico del pueblo’

-El 50 por ciento de los habitantes de la tierra donde nació Diomedes Díaz, eran compadres, comadres y ahijados de Leandro Díaz Acosta. El hombre querido que falleció en Valledupar siempre atendió gratuitamente a los enfermos por más de 60 años-

Por Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv

La tristeza y el llanto rondan por los cuatro puntos cardinales de La Junta, La Guajira, por la muerte de Leandro Sierra Acosta, ‘El medico del pueblo’, ese que entregó toda su vida a servir y a curar, apostolado que le sirvió para tener el aprecio de todos, especialmente de Diomedes Díaz, quien lo consideró su segundo padre. Además, lo mencionó en 17 ocasiones en sus producciones musicales.

Los hijos de Leandrito: Ricardo, Roberto, Fernando, Jaime Leandro, María Victoria, Humberto Mario y sus 15 nietos, lo describieron de la mejor manera por su bondad, carisma, amor, don de servicio y total entrega a su familia, de la que vivía orgulloso.

Seguir leyendo “La Junta llora la muerte del eterno ‘Médico del pueblo’”

Crónica“Leandro, yo te doy mis ojos, tú me das tu alma”…

-Ese fue la primera frase que Ivo Luis Díaz hizo de la canción ‘Dame tu alma’ dedicada hace 28 años a su papá, el poeta ciego, donde lo dibujó de cuerpo entero encerrando hasta sus pensamientos-

Por Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv

En el año 1992 el cantautor Ivo Luis Díaz Ramos decidió hacer la canción que su corazón y su cerebro le dictaron. No era una tarea fácil porque se trataba de una petición de esas bordadas con el hilo del sentimiento y además encerrada en el más grande amor del mundo hacía un padre ciego de nacimiento.

Un día amaneció acostado al lado de la inspiración y no había obstáculo a su alrededor. Se sentó, pensó, escribió, cantó y en el cierre final estaba decirle a su papá Leandro Díaz, que le iba a entregar sus ojos y de recompensa quería que él le regalara su alma.

Seguir leyendo Crónica“Leandro, yo te doy mis ojos, tú me das tu alma”…”

Crónica Diomedes Díaz, ‘El Cacique’ inmortal

“El triunfo de la muerte es el olvido, y con Diomedes Díaz eso no ha sucedido”: Jaime Pérez Parodi.

Por Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv

“Ya regresa nuevamente el 26

día bonito que me llena de entusiasmo.

Ese fue el día, ese fue el día, ese fue el día

que a mí a este mundo me mandaron”.

Aquel domingo 26 de mayo de 1957, día de San Felipe de Nerí y Santa Mariana de Jesús, nació Diomedes Díaz Maestre, en la finca ‘Carrizal’, jurisdicción de La Junta, municipio de San Juan del Cesar, La Guajira.

El mismo niño a quien el notario Nelson Urbina Daza, al llenar los requerimientos del documento en el Libro 8, Folio 525, en un lapsus escribió de su puño y letra que era de sexo femenino. Nadie se percató, y así quedó firmado por el propio notario y por Rafael María Díaz Cataño y Elvira Antonia Maestre Hinojosa, los padres del que tiempo después se convertiría en ‘El Cacique de La Junta’, como lo bautizó el cantante Rafael Orozco.

Diomedes, cuyos padrinos fueron Joaquín Elías Acosta y Amira Mejía, desde la hora de nacer llamó poderosamente la atención. Nació con los ojos abiertos entre cantos de aves y misterios de lechuzas, como lo reseña en un amplio relato el escritor Hernán Gutiérrez Hernández.

Seguir leyendo Crónica Diomedes Díaz, ‘El Cacique’ inmortal

A Emiliano Zuleta Díaz lo marcan las notas del acordeón. Crónica

Es el único colombiano al que la empresa Hohner de Alemania registró un acordeón con su nombre para que pasara a la historia del folclor vallenato-

Por Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv

Hace seis años Emiliano Alcides Zuleta Díaz recibió el más grande premio de su vida musical cuando la fábrica alemana Hohner lanzó un acordeón con su nombre.

Para el hijo de Emiliano Antonio Zuleta Baquero y Pureza del Carmen Díaz Daza,  fue un acontecimiento grandioso porque se hacía el reconocimiento a más de 60 años de lucha detrás de ese instrumento sagrado, aunque él aseveró que era principalmente para los primeros acordeoneros que abrieron el camino.

Este juglar de oficio que nació en Villanueva, La Guajira, el jueves 28 de diciembre de 1944, día de los santos inocentes, tenía los más grandes méritos para que su nombre y apellido quedaran para la historia.

Entre las múltiples pruebas está la canción que ganó en 1985 en el Festival de la Leyenda Vallenata y que lleva el nombre preciso: ‘Mi Acordeón’.

El acordeón tiene una sonrisa

y una elegancia muy especial.

Es como una muchacha bonita

de esas que tiene Valledupar.

No contento con ese verso llevó su inspiración a tocar las notas del sentimiento popular y demasiado cercano al amor de una madre que es como agua pura en medio del desierto.

No desmayaré nunca en mi intención

siempre trataré de quererte más

eres orgullo de mi folclor

y como un besito de mi mamá

y que Dios me dé la satisfacción

de irme contigo hasta la eternidad.

En aquel momento cuando ‘El gago de oro’, unía la letra con las notas de su acordeón haciendo la más bella fusión musical tuvo el acierto de cantar.

Mi acordeón ha sido mi vida

mi acordeón ha sido mi alma,

si tú me diste esta fama

espero que Dios te bendiga.

En esa entrega musical del corazón recordó que Alejo Durán en el año 1968 hizo una bonita canción a su pedazo de acordeón, y que esta se unía a esa gesta musical para valorar que ella había llegado desde muy lejos para alegrar a Valledupar.

Seguir leyendo “A Emiliano Zuleta Díaz lo marcan las notas del acordeón. Crónica”