Brindis por la amistad y el amor

Por: José Atuesta Mindiola

La amistad divina estampa
de acuarelas matutinas 
donde el respeto germina 
como el sol sobre la pampa. 
La tentación de la trampa 
nunca encuentra los senderos 
en amigos verdaderos 
de la vida en hermandad; 
la luz de la honestidad 
brilla más que los luceros.

La amistad es un valor
que premia la providencia,
es la voz de la conciencia
en la estación del amor:
Se abraza con el dolor
del amigo que padece,
también alegre se mece
con el viento solidario;
un abrazo es necesario
y el entusiasmo florece.

Si el amor está presente
todo fluye en el rocío, 
como la risa del río
cristalina bajo el puente.
Quien lo vive es quien lo siente,
así dice la canción:
Ramilletes de emoción
en la amistad se perciben;
con esperanzas se escriben
los sueños del corazón.

Que el viento sople la vida 
en un carrusel de amores 
y que brillen los colores 
por las sendas florecidas. 
Que la palabra encendida 
nos ilumine la suerte 
y la esperanza sea fuerte 
como los ramos de olivos; 
para brindar hay motivos 
antes que llegue la muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s