Los perros, vieja compañía en la música vallenata

-El maestro Rafael Escalona le cantó en el año 1944 a ‘El perro de Pavajeau’, donde cuenta una historia singular de la provincia-

Por Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv

Por estos días los perros andan corriendo por todos lados a raíz de las canciones ‘Perro con Perro’ de Diego Daza y ‘El Pechichón’ donde el compositor Isaac Calvo, puso a cantar a Silvestre Dangond: “El hombre es como el perro, el hombre es igual que el perro. El hombre está donde lo tratan bien, el perro está donde lo tratan bien”.

Estos animales desde hace muchos años han sido motivo de inspiración para los compositores vallenatos, estando en primera fila la canción ‘El perro de Pavajeau’ de la autoría del maestro Rafael Escalona.

El maestro Rafael Escalona en el año 1944 le hizo una canción al perro ‘Cupido’ cuya propietario era Roberto Pavajeau

De una célebre historia nació este canto en el año 1944, siendo grabada en primera instancia por el guitarrista y cantautor Guillermo Buitrago, natural de Ciénaga, Magdalena. Después tuvo la versión de Alejo Durán y otras más.

De Patillal le vino un perro a Pavajeau

que por rabioso le decían el mayor Blanco,

del patio de la casa desterró

los pollos, las gallinas y hasta el gato.

Escalona hizo eco de la historia de un perro llamado ‘Cupido’ que Augusto Molina había traído del corregimiento de Patillal para la casa de su cuñado Roberto Pavajeau.

Al notar que el perro era bravo, el vecino José Antonio Cuello Sierra, le puso el nombre de ‘Mayor Blanco’ (Luis María Blanco), quien era el comandante del Batallón Bomboná. El perro se hizo famoso en toda la provincia.

También por aquellos tiempos otro animal fue fuente de inspiración de Alejo Durán, conocido como ‘El perro negro’.

En Planeta, un perro negro

tenía la gente asustada

el camina todo el pueblo

se esconde en la Inmaculada.

Por eso yo salir no quiero

y miedo que le tengo al perro.

Varias canciones mencionan a los perros. Entre algunas de ellas están: ‘El perro enamorado’ (Luis Enrique Martínez), ‘El perro de Juana’ (Aníbal Velásquez), ‘El perro’ (Diomedes Díaz), ‘Perro sinvergüenza’ (Franklin Moya), y ‘El perro negro’ (Daudet Cantillo).

Diomedes le cantó al perro ‘Maicol’

“Perro, que es un animal ingenuo, pero le hacen coger rabia y yo no sé por qué razón. Pueblo, tú que tienes tantos perros esperanzados que del cielo les llegue la protección. Y miro, tantos perros en la calle aguantando sol y hambre, y eso a mí me da dolor. Y ellos, también tienen sus perritos que viven a la intemperie y cuál será la solución”.

Diomedes Díaz, ‘El Cacique de La Junta’, protestó en ese canto viendo al perro llamado ‘Maicol’, que le habían regalado a su hijo Rafael Santos.

De otra parte, sobre la grabación de este tema el acordeonero Álvaro López, anotó. “Esa canción la hicimos a caja, guacharaca, acordeón y Diomedes cantó sobre la pista de manera rápida. Íbamos tocando y grabando y eso quedó así. Después de la muerte de Diomedes, la arreglamos y salió, pero no como hubiéramos querido”.

De inmediato añadió. “De todas maneras Diomedes, como hombre de campo decía que el perro era el amigo más fiel, porque el ser humano era más falso que una moneda de cuero”.

Diomedes Díaz, ‘El Cacique de La Junta’, también le cantó a un perro de nombre ‘Maicol’

Perro sinvergüenza

En el año 1994 Diomedes Díaz y Juancho Rois grabaron la canción ‘Perro sinvergüenza’ de la autoría del compositor guajiro Franklin Moya Ariza, quien se inspiró en la manera como lo trataba la matrona Ana Tomasa Gámez de Brito, cuando pretendía conquistar a su hija de crianza.

Ay, mi suegra me dijo un día

perro sinvergüenza,

porque yo le enamoré

a una de sus muchachitas.

El compositor relató de la siguiente manera la historia de su obra musical. “Al principio cuando le ponía serenata a mi pretendiente Iromaldis Bula Vásquez, la matrona no me podía ver. Decía que yo era un perro sinvergüenza, pero con el paso del tiempo todo cambió y desde que entré a su casa nunca salí. Ella fue la mejor suegra del mundo y más quererme no pudo”. Doña Ana Tomasa murió hace cinco meses en su tierra Cañaverales, La Guajira, cuando contaba con 102 años.

En otro aparte de la entrevista jocosamente señaló. “Ella le decía a su hija, hoy mi esposa, con quien tengo cuatro hijos. Caramba, tanto hombre bonito y te has enamorao es del más feo”.

Finalmente Franklin Moya expresó. “Esa es una canción que se mantiene vigente a pesar de haber pasado 27 años. La historia se repite constantemente y la mayoría de veces con un final feliz. De otra parte, siempre viviré agradecido con Diomedes Díaz y Juancho Rois, quienes me tuvieron en cuenta para grabarla”.

Una perra en el Festival Vallenato

En el registro sonoro del Festival de la Leyenda Vallenata aparece una perra. La llevó el Rey Vallenato Alberto Pacheco Balmaceda, quien para alcanzar su corona en el año 1971, hace 50 años, interpretó la puya ‘La cacería’ de la autoría de Sergio Moya Molina.

Apartes de la letra de ese canto dice: “Yo salí de cacería con mi escopeta terciada, me fui bien de madrugada antes que llegara el día, para que mi correría fuera bien aprovechada. Llevaba de compañía una perra muy valiente, que cuando pelaba el diente hasta yo me estremecía, por eso la mantenía alejada de la gente”.

También a Alejo Durán además de aquel perro negro, se fijó en una perra valiente que lo iba mordiendo. Bien lo dijo en el canto: “Ahí, viene la perra que me iba mordiendo. Es una perra valiente, es una perra tan brava. El dueño dándole palo y la perra dándole diente”.

Dichos de perros

En medio de estas disertaciones del folclor aparecen los dichos respecto a los perros, y entre esos se citan los siguientes:

“Le fue como perro en misa”, “A otro perro con ese hueso”, “Más enamorao que perro mocho”, “Cuando no hay perro se montea con gato”, “Perro que no conozco no le toco el rabo”, “Mejor pa’l perro que la perra sea mocha”, “Más fiel que perro capao”, “Al perro más flaco se le pegan las garrapatas”, “Perro no come perro”, “Vuelve el perro y jala el cuero”, “Perro que ladra no muerde”, “Parece un perro faldero”, “Tiene una vida de perro”, “No le dijo perro, pero le mostró el tramojo”, “Tiene que ser cara e’ perro”, “Como perro por su casa”, “Con esos amigos pa’ qué perros”, “Parece perro regañao” y “Perro viejo ladra echao”.

En Macondo se pudo perder alguno de estos animales, pero Diomedes Díaz, en una de sus animaciones lo encontró y dijo: “Vé, mi perro y tú donde estabas vé”…

Desde ‘El perro de Pavajeau’ hasta el ‘Perro con Perro’ y ‘El pechichón’ han pasado 77 años, pero las tres canciones tienen una historia que contar, algo de bailar y muchos recuerdos provocar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s